Calabacines Rellenos

  • Calabacines
  • Carne picada (restos de un cocido o ternera picada)
  • Cebolla
  • ajo
  • harina
  • leche
  • aceite, sal
  • tomate frito.

Divides los calabacines en dos transversálmente y luego cada mitad en dos longitudinálmente, los pones a cocer en abundante agua con sal hasta que estén tiernos pero firmes, es decir, que se puedan manipular sin que se rompan. Los vacías de pulpa (que reservas aparte) y los vas colocando en una fuente de horno con el hueco hacia arriba.

En una sartén rehogas la cebolla MUY picada y cuando esté transparente le añades la carne que rehogarás si son restos de un cocido o sofreirás si es carne cruda. Una vez dorada la carne, le añades una cucharada de harina y sin dejar que se queme le vas añadiendo leche poco a poco sin dejar de remover (si, lo has adivinado, estamos haciendo una bechamel con carne). Cuando esto esté espeso, le añades la pulpa de los calabacines, que se deshará en la sartén (si no es así es que la has cocido poco) y lo mezclas bien.

Con esta pasta rellenas los calabacines que habíamos colocado en la fuente, lo recubres con tomate frito en casa bien espeso y lo metes todo al horno caliente.

Comentarios:

En vez de tomate puedes ponerle queso rallado y gratinarlo a horno fuerte unos minutos, pero a mí me gustan más con tomate.

A la bechamel se le puede añadir un poco de nuez moscada rallada, sobre todo si la carne era ternera picada cruda.

Indice de recetas


© Fernando Martínez
Actualizado el 06/07/99