Espárragos gratinados

  • Espárragos blancos gruesos
  •  Harina
  •  Leche
  • 1 Huevo
  • Mantequilla
  • queso rallado
  • Aceite, sal
  • Nuez moscada
  • Almendra molida (opcional)

Se escurren los espárragos, si son de lata, o se pelan, atan y cuecen en abundante agua con sal si son frescos. Se pasan por harina y huevo, se fríen en abundante aceite y se reservan en una fuente de horno.
Aparte, se hace una bechamel espesa  con la harina, mantequilla, leche y un polvo de nuez moscada.
Se cubren los espárragos con la bechamel, se ponen unas nueces de mantequilla y se cubre con queso rallado y, si se quiere, almendra molida. Se mete al horno a gratinar hasta que esté dorado

Comentarios:

Hay que usar espárragos de los buenos, cuanto más gruesos, mejor. (ahora hay unos etiquetados como "cojonudos" que realmente lo son)
Una vez rebozados y fritos los espárragos, puedes enrollarles una loncha de jamón, jamón york o salmón ahumado alrededor, le da un buen toque al plato.
También puedes sustituir parte de la harina de la bechamel por almendra  molida.

Indice de recetas


© Fernando Martínez
Actualizado el 06/07/99